Consejos que pueden ayudarte a recuperarte antes de una cirugía de párpados

Consejos que pueden ayudarte a recuperarte antes de una cirugía de párpados

28 enero, 2019 0 Por elviraciudad

¿Estás pensando en someterte a una blefaroplastia? Si es así, sabrás que se trata de un procedimiento ambulatorio de baja importancia pero que deja unos resultados muy visibles en poco tiempo.

Si te has decidido por la operación de cirugía de párpado, te recomendamos echar un ojo a los consejos que tenemos para que tu recuperación sea lo más liviana posible:

La cirugía de párpados involucra tejidos blandos que normalmente se mueven mucho en un área altamente visible. Para una recuperación «rápida», debes evitar los moretones visibles y también reducir la hinchazón. Técnicamente, tu cirujano hará todo lo posible para minimizar el sangrado y será cuidadoso con los tejidos para minimizar la hinchazón.

Después de la cirugía, tus actividades son el determinante más importante en cuanto a qué tan rápido te recuperarás. Durante las primeras 48 a 72 horas, la hinchazón normalmente aumentará, por lo que debes trabajar para combatir la hinchazón manteniendo tu cabeza elevada y usando terapia de frío. Los hematomas están relacionados con la sangre en el momento de la cirugía o con nuevas cantidades de sangrado pequeño después de la cirugía.

El período de mayor riesgo de sangrado son los primeros 2 días, por lo que debes minimizar el movimiento durante ese período de tiempo. Como los párpados se mueven cada vez que abres los ojos, lo ideal es que te recuestes, te relajes y escuches música (o un libro de audio) durante los primeros 2-3 días. Si lees o ves la televisión, los párpados se abrirán / cerrarán y el globo ocular se moverá (en el área donde se extrajo la grasa), lo que puede aumentar los moretones.

Otros problemas no relacionados con el movimiento o la posición de los moretones / hinchazones están relacionados con la dieta. Para disminuir la hinchazón debes evitar los alimentos salados. Para los moretones: evita el aceite de pescado / resto de aceite y, por supuesto, ¡no tomes aspirina!  Habla con tu cirujano antes de añadir algo a tu régimen postoperatorio.